LOS VALORES EN ESTE MUNDO DE CAMBIOS

Hoy en día, con el avance de la tecnología y los cambios que aceleradamente vivimos, estamos viendo con preocupación que estamos dejando atrás nuestros más importantes valores.

Hablar de la Ética, cuando no se practica. Hablar de valores, cuando “lo normal”, como se dice, es que estemos siempre practicando los antivalores, quejándonos de todo, renegamos por ejemplo del gobierno. Siempre, desde que me recuerdo, la gente lo esta haciendo, sin darnos cuenta que estamos contribuyendo a que el de turno tenga más dificultades para gobernar. Es cotidiano hacer y ver conductas inadecuadas. Somos capaces de ir tirando la basura al piso, esa basurita.. que después tapará las alcantarillas, llegará al río, la tendremos en el mar y asi finalmente, por una “pequeña” conducta negativa, estamos contribuyendo con nuestro mas grande legado: el medio ambiente!
cambios-3

Mi pregunta es: ¿Cuál es la contribución de cada uno, individualmente, para que este mundo sea un mejor lugar para vivir? ¿Cuál es mi contribución para que las conductas negativas de la gente se modifiquen?. Desde allí podemos comenzar. Tenemos que actuar de manera rápida para que todos modifiquemos aquellas “pequeñas conductas negativas” que en conjunto terminan siendo muy grandes. Si tenemos buena actitud hacia nosotros mismos, si pensamos en un mañana maravilloso para todos los que estaremos allí, en el ocaso de la vida unos, y en el inicio otros, reitero, tendremos calidad de vida para todos. A la postre el gobierno de turno tendrá que esforzarse menos, para invertir menos en corregir y mucho mas en producir riqueza para todos, especialmente en lo social, por ejemplo. ¿Será que estamos perdidos? ¿Será que estamos perdiendo la esencia como seres humanos que somos? ¿Qué nos está pasando?

Hoy quiero hacer un alto en mi camino para cavilar a través de esta página. Los invito también a hacerlo. Se ha perdido el VALOR de “valorar” al ser humano, nos hemos vuelto inhumanos. Se han quedado los VALORES relegados, tirados en el último rincón de la casa, en un sótano oscuro y de allí hay que sacarlos.

Valdría la pena que comenzamos haciendo la reflexión:

¿Cuánto tiempo hace que no salimos a pasear con la pareja con la que llevamos tanto tiempo conviviendo, tomados de la mano?
¿Cuándo fue la última vez que sin ser una fecha especial como cumpleaños, año nuevo etc., abrazaste a tus hijos, los miraste a los ojos y les dijiste lo importante que son para ti, les diste una frase de cariño y un te quiero?
¿Cuanto hace que no piensas en tu familia, como el único grupo de personas que te conocen y te aceptan tal como eres?

¿Qué piensa tu familia de ti?
¿Que ha pasado con ese amor que sentías cuando comenzaste una relación?
¿Qué ha pasado con la pasión, se quedó en el olvido?,
¿Con qué frecuencia has hablado como dicen por ahí, de corazón a corazón?.
¿Cuántas veces, incluso has quebrado el corazón de la persona amada y no has pedido perdón?
¿Cuantas veces has pensado que no fue”tu culpa” cuando has roto una relación o ha surgido algún problema con tu pareja?
¿Cuantas veces has dicho “No puedo hacer nada, nada porque eso no es mi culpa?
¿Que piensas tú de ti mismo?
¿Que imagen crees que los demás tienen de ti?.
¿Cómo es tu interrelación con las personas con las que convives y mejor aún, cómo es en el trabajo?
cambios-2

A partir de estas reflexiones debemos pensar en cambios, debemos “realizar”; realizar, no es otra cosa que fijarse unas metas diarias e ir a la acción. Esta es una constante, un proceso que no termina porque en los actos de la vida, todos los días son aprendizajes.

Para administrar con valores nuestra vida en todos los sentidos, hay que partir desde la interrelación consigo mismo; pasamos luego a la interelación con los demás, donde está la familia, los amigos y los compañeros de trabajo, esos con los que compartimos tantas o más horas que en la casa y, finalmente, está la interrelación con el entorno.

Tenemos que conectarnos, es decir hablar el mismo lenguaje con las personas que amamos y con las que laboramos. Hay que totalizar todo lo que tenemos y en esa integración veremos resultados.

Hay muchas cosas importantes en la vida, pero debemos priorizar. Después de el “yo“, que es lo básico, lo mas importante debería ser la familia; la familia es nuestro sostén en los momentos de crisis y de soledad; los amigos, aunque muy importantes se consiguen y se construyen en las diferentes épocas de la vida. A aquellos, se los puede escoger…. a la familia no. Pero aunque no la escogimos , es la que Dios nos ha regalado y por ello debemos darle gracias.

Los activos de las empresas no son solo los físicos y los financieros; Lo primordial, lo verdadero, es el Activo Humano, son las personas con sus valores los que hacen funcionar las empresas y es aquí donde deben estar los Valores como la Ética;

Debemos tener presente siempre que debemos trabajar siendo justos y equitativos, ser capaces de reconocer y retroalimentar a los compañeros, ser capaces de identificar las expectativas de los clientes tanto internos como externos, mostrar respeto a la individualidad, saber trabajar en un verdadero equipo de humanos.
tiempo
Trabajar lo necesario para mejorar la calidad de vida de si mismo, de la familia y de la sociedad. Esforzándonos para ser aptos y con mucha ACTITUD POSITIVA, seremos capaces de vencer miedos, prejuicios, paradigmas, envidias, lastres, traumas. Conseguiremos paz interior, mejoraremos nuestras relaciones con el entorno, seremos mejores personas.
Esta ACTITUD POSITIVA se reflejará MAGICAMENTE con tu pareja,con tu familia,con tus superiores, con tus trabajadores. Finalmente, si todos hacemos esto, muy seguramente seremos una mejor comunidad, una MEJOR SOCIEDAD.
“HEMOS PROGRESADO MUCHO,PERO HEMOS CRECIDO MUY POCO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *